jueves, 22 de enero de 2009

Una lucha constante sin perder nunca la fe.



aunque todo parezca perdido siempre el amor de alguna manera triunfa aunque no sea siempre el final soñado.
guido (ROBERTO BEGNINI)nos enseña muchas cosas, la esperanza hay que mantenerla, gracias a él su hijo vive "feliz" el tiempo que están encerrados, eso denota una valentía enorme, ser capaz de fingir con ese realismo, estar alegre cuando no tiene más que motivos para llorar. Ver como se inventa el juego con el que mantendrá entretenido a su hijo y morir por amor....
y si la vida es bella!!

RAMIRO CARRACEDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada